No es tan así

¿Cómo se desfinancia la seguridad social? ¿Será que aumentó la expectativa de vida o será que las afaps se llevan millones de dólares?

 

Ya en los pasillos y corrillos del palacio Legislativo se escuchan proyectos de ley que modifican las condiciones de acceso a la causal de jubilación, proyectos que procuran aumentar la cantidad de años de trabajo, los años de edad necesarios para acceder a los beneficios así como una disminución de la tasa de remplazo que determina el monto de la pasividad.

Todo esto, aunque pretendan enmascararlo, no es otra cosa que la continuación de políticas que ayudan a los menos y perjudican a los más.

¿Los trabajadores tendríamos que resistir esta nueva reforma que se pretenden imponer?

Diríamos que sí,  pues el proyecto no busca otra cosa que aumentar la tasa de plusvalía buscando seguir sustentando el sistema financiero, en el país donde está su corazón y en el que las reservas de oro quedaron en pie según afirmó el ex subsecretario del Tesoro. No es verdad que a raíz del envejecimiento de la población, el BPS NO estaría en condiciones económicas de cumplir con sus obligaciones en esta materia, (gestación, parto, niñez, adolescencia, accidentes y enfermedades laborales, seguros de enfermedad y desempleo, jubilaciones y pensiones), los aprox. 1600 millones de dólares, que son parte de la inversión del pueblo para financiar la seguridad social, se van para la prestación de servicios que bien podría hacerlo el propio BPS:

a) A las AFAP (U$S 996 millones)

b) Por vía de rebajas de aportes patronales (U$S 340 millones) sobre todo a los grandes empresarios

c) Más de U$S 260 millones por concepto de privatizaciones de servicios internos del organismo.

Es por esto que denunciamos este proyecto de ley o cualquier otro o espejito de colores (léase AFAP pública) que pretenden entre otras cosas llevar de 60 a 65 años la edad para poder jubilarse y bajar los porcentajes que fijan las tasas de reemplazo bajo el pretexto que aumentó la expectativa de vida en el país y que por ello habría un aumento de los costos de la seguridad social. Este tipo de medidas evidentemente no consideran el recambio generacional ya que no estudia de que manera impacta el aumento de la vida laboral y el acceso a los puestos de trabajo de los jóvenes de hoy. 

Dicho de otra manera, todo este grupo de medidas no hacen otra cosa que aplicar el viejo criterio de “PRIVATIZAR LAS GANANCIAS Y SOCIALIZAR LAS PERDIDAS”.

Es por esto que declaramos abiertamente que el aumento de la expectativa de vida no debe utilizase como excusa para que las mismas personas dueñas de la seguridad social privada continúen maximizando sus ganancias, ni para seguir enriqueciendo a patrones públicos o privados. Los trabajadores tienen su derecho manifiesto de acceder a su retiro laboral luego de tantos años generando, solidariamente, riquezas para que otros y puedan disfrutar de la vida en todos sus aspectos. En definitiva que la sociedad en su conjunto devuelva un poco de lo tanto que han aportado todos los trabajadores.

Hay imposiciones precisas y certeras de organismo internacionales, como el FMI que hace 2 años dijo que en Uruguay se gastaba mucho en la seguridad social.

De la defensa y mejora de la seguridad social será el futuro que tendremos y tendrán nuestros hij@s y niet@s: hay que seguir luchando para revertir lo que dijo uno de los hombres más ricos del mundo Warren Buffet: “por supuesto que hay lucha de clases, y los ricos estamos ganando

Obviamente esto nos marca que tenemos que seguir profundizando en la lucha por algo que nunca se puede olvidar: por una seguridad social intergeneracional y sin fines de lucro.

 

La Directiva

 

Información adicional

Partidos proponen en voz baja revisar al alza edad para jubilarse

Blancos meten en campaña debate por edad de retiro con críticas al FA