Risoterapia, humor y otros métodos anti spleen

Cuando uno está internado por cualquier causa, tiene la oportunidad de apreciar la sacrificada vida del personal de la salud. Tan sacrificada, que no tienen tiempo de aprenderse su apellido, no ya digamos su nombre. Es comprensible, son muchos pacientes. Usted, que se encuentra en un estado de virtual indefensión, más o menos susceptible, más o menos dolorido, o directamente más o menos inconsciente, muchas veces depende de tan abnegados profesionales para llevar a cabo los menesteres más básicos. Y no pocas veces, también tiene que aguantar ciertos tratamientos que en un estado de vulnerabilidad como el suyo, pueden afectarlo…
Los lectores de cierta cultura habrán oído hablar del célebre decálogo de Onetti. Otros lectores lo habrán conocido a través de lectores de más, mejor o por lo menos diferente cultura que ellos. Y después están los que jamás supieron nada de él y salen en este preciso momento a realizar la pertinente búsqueda por internet. A veces es inevitable preguntarse qué hubiera dicho el Maestro, de haber escrito hoy su célebre decálogo, que no era tal sino decálogo más uno. Como no soportaba que le dijeran Maestro, es muy probable que no le gustara nada que si tenía once…
Las frases célebres tienen virtudes y defectos. Suponemos que su autor pretendió transmitir su experiencia a la posteridad (o sea, por ahora, a nosotros). Esa sería una virtud. Pero no vienen con un manual sobre qué hacer para entenderlas o ponerlas en práctica, en caso de que queramos seguir tan sabios consejos. A continuación, una selección ilustrativa (A = autor, P = pregunta): A: “No puedes esperar construir un mundo mejor sin mejorar a las personas.” Marie Curie P: Y cuando las personas no quieren ser mejoradas, ¿qué hago? A: “Toda época se nutre de ilusiones, si no, los hombres…
Tut-ahmes-nefer-hotep-wa-en-Ra, el faraón de todo Egipto, rey de las dos tierras, etc. etc. (por sobrenombre Pocho), habla en voz alta caminando en círculos por el dormitorio real, mientras su esposa se mira distraídamente en el espejo de su tocador. -¡Qué desgracia, bo, tenemos que traspasar el mandato dentro de dos días y como no tenemos hijos, el poder tiene que pasar al pariente más próximo, que justo es el nabo este del ex encargado de los archivos médicos, porque tiene el tarro de ser primo mío en trigésimo segundo grado! -Ay, Pocho, vos siempre quejándote. ¿Por qué estás tan amargado?…
Nos hemos enterado de sus declaraciones acerca de que los ancianos son un peligro para la economía global gracias a la prensa, a sus colegas (de usted) y a algún enemigo (también de usted) de esos que no tienen nada mejor que hacer que atacarla. No esperábamos menos de una economista de su fuste al animarse a realizar semejante declaración. Por eso nos permitimos presentarle nuestro plan para combatir ese flagelo: al fin y al cabo, no estamos hablando de negocios rentables como el tráfico de armas, drogas y el lavado de divisas. Los ancianos consumen poco alimento y muchas…
La Sra. Amalia Fagúndez, empleada administrativa del Ministerio de Excedencias, está tramitando su merecido retiro, después de sesenta y tres años efectivamente trabajados y aportados, setenta y nueve de edad, y dos enfermedades profesionales crónicas en un grado no aceptable por el baremo de incapacidad laboral. El trámite se encuentra en sus etapas finales, después de nada más que quince años de llamadas telefónicas, entrevistas, aporte de documentación y pago de gestores. La Sra. Fagúndez se halla casi en un éxtasis eufórico: solamente le falta aportar al Servicio de Retiros (SER) el comprobante de libre de deuda del impuesto a…
Don Gumersindo Gómez Gutiérrez –llamado cariñosamente pero a sus espaldas por sus paisanos con el onomatopéyico sobrenombre de “Don Je, Je”- falleció a la nada despreciable edad de 98 años. Todo un logro, considerando que sobrevivió a las tres guerras en las que participó, una de ellas civil. Nadie supo jamás cómo logró tal proeza, habiéndose alistado y desertado por turnos de cuanto bando, resistencia, ejército, guerrilla y cualquier otro grupo de actividades militares, paramilitares o similares. En total, fueron cuarenta y siete organizaciones a las que traicionó en forma sucesiva (y a veces simultánea, gracias al contraespionaje), lo cual…
De cómo el respeto a nuestros mayores, los buenos modales, la cortesía, el trato leal entre pares y demás valores cultivados durante siglos por la humanidad, con mayor o menor suerte, son costumbres que van cayendo rápidamente en el desuso, en el olvido o en otras cosas aún más duras que, si no los rompen en varios pedazos, por lo menos los dejan seriamente resquebrajados (versión extendida) Hecho real (sólo se cambiaron los nombres de los protagonistas)Una mamá va a buscar a sus hijos al colegio y se le acerca un niñito que le pregunta, como se usa ahora, o…
De cómo el respeto a nuestros mayores y los buenos modales son valores que van cayendo en el desuso, en el olvido o en otras cosas aún más duras que, si no los rompen en varios pedazos, por lo menos los dejan seriamente resquebrajados. (Versión reducida) Una vez leí que la mejor escritura sale de lo que conoce; según esto, el escritor que mejor escribe es el que lo hace de los temas que mejor conoce. O de sus vivencias, o de su profesión, o de lo que sea. La realidad sigue siendo la mejor fuente, porque supera a la…
Antes de la aparición de la World Wide Web, los críticos de espectáculos solían verter su veneno en diarios, semanarios y demás prensa escrita. En su momento, habrán abusado de la radio y de la televisión, por qué no. Pero lo que tiene de fantástico la internet, es que cualquier espectador puede comentar sus impresiones sobre la película, el libro, la obra de teatro, la función de ballet, ópera, murga o lo que sea. No importa su preparación previa, ni su sensibilidad, innata o cultivada, para apreciar las virtudes, bondades o siquiera mensaje que se pretendió transmitir con el opus…
Cuando uno está internado por cualquier causa, tiene la oportunidad de apreciar la sacrificada vida del personal de la salud. Tan sacrificada, que no tiene tiempo de aprenderse su apellido, no ya digamos su nombre. Es comprensible, son muchos pacientes. Usted, que se encuentra en un estado de virtual indefensión, más o menos susceptible, más o menos dolorido, o directamente más o menos inconsciente, muchas veces depende de tan abnegados profesionales para llevar a cabo los menesteres más básicos. Y no pocas veces, también tiene que aguantar ciertos tratamientos que en un estado de vulnerabilidad como el suyo, pueden afectarlo…
Son las 8 de la mañana en la jefatura de policía de la capital. Suena el teléfono en la central, y el telefonista de turno, agente de segunda Uberfil Moraes da Costa Prieto, atiende y escucha una voz evidentemente distorsionada, que pide hablar con el Jefe de Policía. -¿De parte de quién?-Un viejo amigo suyo, dígale.Suena el interno en el despacho del Jefe, y el Agente Moraes trata de explicar la situación al Jefe antes de preguntarle si desea tomar tan extraña llamada:-¿Dijo su nombre?-Lo que le informé, mi Jefe, nada más.-Está bien, comuníquelo.Ahora es el propio Jefe de Policía…
Marisa Puentes, a sus dieciséis jóvenes y rebeldes años, encontraba todo mal. Sus padres eran un par de dinosaurios sobrevivientes del período jurásico. Por lo menos, ella hubiera jurado que cuando su progenitor elevaba la voz cuando algo le contrariaba, seguramente sonara como un diplodocus; es más, lo que solía decir en tales momentos parecía en verdad salido del cerebro de un diplodocus. Su madre, algo más potable (siempre según ella, claro), vivía preocupada: por la salud de la familia, por llegar a fin de mes, por tener la casa impecable, y después de un largo etcétera, del bienestar físico…
En el marco del aumento de la seguridad en el tránsito, hemos tomado como un deber la difusión de consejos útiles que faciliten la convivencia entre los distintos actores del tránsito capitalino, y esperamos ayuden a disminuir los preocupantes guarismos a que llega la siniestralidad actual. Esta vez nos ocuparemos de los peatones, esperando mejorar con unos cuantos consejos su vida cotidiana con relación a sus desplazamientos por la ciudad. Porque la salud, la vida y por qué no, la integridad física de nuestros conciudadanos es de la máxima importancia, por supuesto. Con tan loable propósito nos permitimos ofrecerles las…
Todo un tema el del endeudamiento, ya sea de personas o de países. Cuando se necesita dinero, el prestamista, inversor, financiera, mafioso o quien cuadre es el salvador del mundo más un plus: baja directamente desde el cielo a salvarlo a usted. ¿Milagro o coincidencia?
Era una tarde lluviosa y plomiza de otoño. La Señora Millán estaba en la vernissage de uno de sus nuevos artistas, y los felinos de su mansión se habían acurrucado junto a la chimenea, más por comodidad que por frío.¿Nunca les conté alguna de mis aventurras en el Museo Herrmitage? – ronroneó Alexei. Saltaba a la vista que a los otros gatos los tenía cansados con sus anécdotas, lo cual se adivinaba fácilmente a pesar de lo hierático de sus respectivas expresiones faciales. Cordon Bleu, como es lógico, aún no había tenido la oportunidad de escuchar ninguna. Le gustaba la…
Todos los honores son pocos; todas las loas, insuficientes; las más bellas y gloriosas palabras, no alcanzan a expresar la verdadera esencia de su increíble gesta, y del incalculable caudal que representan los bienes materiales, espirituales y morales que nos dejó nuestro máximo prócer. Un hombre preocupado por la redención de los humildes, la educación de los ignorantes y la libertad del país todo. No podemos aquilatar su habilidad para imponerse a tantos y tan poderosos tiranos; enemigos externos y traidores internos. Pero su hombría de bien siempre se impuso a la maldad, a la bajeza, a la mediocridad... a…
No hay más que fijarse en cualquier tanda radial, televisiva, telefónica (de esas que le enchufan sin piedad cuando llama a cualquier sitio para consultar algo), de internet o de cualquier otra índole: exceptuando la creatividad que despliegan algunas de las piezas publicitarias que las integran, así como la falta total de la misma que exhiben otras (con todo el respeto que cualquier trabajo se merece), algunos avisos no tienen desperdicio. Por ejemplo: usted necesita cerámica para pisos. Es obvio que va a querer la mejor calidad y el menor precio. Pues hete aquí que encuentra una empresa que le…
Con el auge de la televisión, la internet, las redes sociales y demás instrumentos de comunicación tan beneficiosos como perjudiciales para la salud (según se mire), el ojo atento ve cada vez con más frecuencia un deterioro progresivo e inexorable, del lenguaje utilizado en el material impreso presente en casi todos los hogares: ¿libros, dijo? No, los libros lo único que deterioran es a gente como el Califa Omar o Hitler, y no por leerlos, precisamente. Se trata de los folletos que aparecen regularmente en nuestras casas, y que promueven la compra de elementos de la más diversa índole, la…
Egipto, 2.500 a.C. Taunefer, anciano jefe de la biblioteca de la Casa de la Vida en Tebas, se encontraba muy a gusto confeccionando un catálogo de los papiros sobre medicina que se custodiaban allí, cuando entró su secretario, anunciándose con un breve carraspeo. Taunefer no podía evitar que cada vez que lo interrumpía ese molesto personaje, los ojos se le fueran solos al cielorraso del edificio. "Otra vez el denso éste -se dijo-, lo que es trabajar, nada, pero para molestar es mandado a hacer. Bueno, no lo puedo desairar porque es sobrino del visir del Norte. A ver si…
Página 1 de 3