×

Advertencia

JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 326

Ahora que se acerca el verano

Hay algunos ingredientes que estamos acostumbrados a consumir en invierno y que abandonamos cuando hace calor, son nutritivos y prácticos también cuando hace calor. Lentejas, porotos, harina de maíz, son algunos, con lentejas y porotos podemos preparar ensaladas fáciles y que son en sí mismas ya una comida, las cocinamos (descartando el agua del remojo y la del primer hervor), se mezclan con cebolla picada fina, huevo duro, morrón, aceitunas, zanahoria cocida o cruda rallada y vinagreta, perjil picado y queda pronta. Las vinagretas las usamos para condimentar ensaladas, la proporción en general que se usa es de 3 partes de aceite por una de ácido (limón, vinagre, aceto), siempre conviene disolver la sal en el medio ácido, y luego añadir el aceite, si preparamos el aderezo, este queda cremoso y se adhiere mejor a la ensalada, se la puede enriquecer con el agregado de hierbas picadas, cebolla, echalotes, semillas (sésamo, girasol, mostaza, etc.), queda muy bien para usar en algunas ensaladas como las de hojas verdes con jugo de naranja.

En el caso de la harina de maíz se puede cocinar con algún cubito saborizante, la extendemos en una placa y cuando está fría la cortamos y doramos en el sartén que habíamos comprado con un poquito de aceite de oliva, es perfecta para acompañar una carne al horno. Si extendemos la mitad en una placa, disponemos jamón y queso o un salteado de verduras (cebolla, morrón, zucchinis y berenjenas) y la cubrimos con otra capa de la polenta preparada, espolvoreamos queso rallado y aceite de oliva, llevamos al horno y ya tenemos otro plato.