hay que chocarse

En el enigma En el enigma Julio

hay que chocarse

un sábado

contra veintidós años

y salir despeinado

a desandar mujeres

a desinteresarse

uno aparenta estar

más allá de las cosas

se emborracha con ron

y no olvidarse

el sombrero enterrado hasta los ojos

entonces

a eso de las tres

la soledad desaparece por un rato

(después hay que ocuparse de las pulgas:

no pueden quedar testigos vivos)

Daniel Bello

Ediciones Uno, 2